BAHÍA TABERNA: ¡¡¡PINTXOS Y RACIONES QUE VUELAN!!!

Bahía Taberna Barajas

Hacia cierto tiempo que no experimentábamos esa sensación de sorpresa en cada bocado, de querer volver al restaurante sin haber salido del mismo y de intercambiar una cómplice mirada mientras devorábamos el magnífico descubrimiento. El hallazgo en cuestión recibe el nombre de Bahía Taberna y se localiza en el barrio de Barajas. Hecho que agradecemos, ya que algunas veces nos gusta darnos un homenaje gastronómico sin tener que adentrarnos en el corazón de Madrid.

Bahía Taberna propone dos conceptos en zonas claramente diferenciadas. En la entrada del restaurante hay un espacio con barra y mesas altas donde se pueden degustar pinchos y raciones. Más al fondo, encontramos una zona con mesas bajas para saborear su menú degustación (corto o largo) sustentado en una creativa cocina de mercado.

En esta ocasión y al ser horario de cena, nos decantamos por el concepto más informal y ya os adelantamos que durante los fines de semana resulta conveniente reservar. En la carta podemos encontrar alrededor de 15 opciones, entre pintxos y raciones, que se completan con unas atractivas propuestas fuera de carta. Tan interesantes nos parecieron que ante la indecisión quisimos dejarnos sorprender por las recomendaciones del camarero. ¿Será capaz de adivinar nuestros gustos?
Como curiosidad la carta es una funda de un disco de vinilo, en nuestro caso del gran Julio Iglesias.

Empezamos a ejercitar el paladar con una par de vinos y sus respectivos aperitivos. Unos picatostes con un picante aleatorio como ocurre con los pimientos de Padrón y un agradable hummus.

Berenjena rebozada con queso y miel en Bahía Taberna

Para amenizar la espera, nos volvieron a traer otro aperitivo. Se trataba de un pedacito de berenjena con queso y miel. Un bocado que presenta un rebozado crujiente y nada aceitoso, unos matices dulces provenientes de la miel y una resultona crema de queso.

Ceviche de zamburiñas en Bahía Taberna

Pulpo con ali oli de ajo negro, katsubushi, ajetes y brócoli en Bahía Taberna

Nos quedó claro que el camarero había percibido correctamente nuestros gustos con la llegada a la mesa del ceviche de zamburiñas y el pulpo . El ceviche de zamburiñas (8€) fresco y suave. Por su parte, el pulpo (10€) opone la justa resistencia a ser mordido y va acompañado de un delicioso ali oli de ajo negro con un leve sabor picante, katsubushi, ajetes y brócoli. 

Pizza de chipirón en Bahía Taberna

La pizza de chipirón (6€) es el pintxo estrella de la casa. La pizza se elabora con masa de foccacia, esponjosa y de corteza crujiente. Sobre ella reposa una lámina de berenjena, tomate, sobrasada, un chipirón y el plato se adorna con una pincelada de mayonesa. Un juego de sabores que funciona a la perfección con productos de la huerta y del mar. Sin lugar a dudas, es un imprescindible en Bahía Taberna.

Atún a la cubana en Bahía Taberna

Posiblemente el plato que más nos sorprendió fue el arroz a la cubana (14€) al que incorporan un ingrediente que eleva el nivel de plato hasta límites insospechados. ¿Os imagináis que se esconde debajo del huevo frito? Se trata de... atún crudo picado. La mezcla de ingredientes funciona de manera excelente donde sobresale un tomate casero, muy sabroso. Uno de esos platos que nunca quieres que se terminen y por ello rebañamos hasta el último grano.

Raviolis de rabo de toro en Bahía Taberna

Continuamos con unos raviolis de rabo de toro con crema de coliflor y salsa del propio guiso (10€). Un guiso presentado en un formato novedoso y que provoca un compactamiento del mismo. Uno de esos platos en los que preferimos la presentación tradicional.

No podía marcharme sin probar alguna croqueta porque como bien sabéis me apasionan. Opté por la de gorgonzola y fue un auténtico fiasco. Rebozado demasiado grueso y un relleno falto de gracia. Tienen otros sabores por lo que las probaré en nuestra siguiente visita.

En la sección de postres no queríamos que nos sorprendieran y atacamos nuestros postres favoritos. Muy buen nivel en ambos aunque destacaríamos la tarta de queso. Ésta presenta un agradable sabor con una crujiente base de galleta y un cuidado emplatado con uvas, láminas de manzana y mango y una pincelada de sirope de mango sobre el plato de pizarra. Además de engalanar el plato, la fruta aporta frescor y ligereza al conjunto. Al otro lado de la mesa, reposaba un cremoso brownie con avellanas y un helado de mango que realiza un contraste muy estridente.

Brownie en Bahía Taberna

Tarta de queso en Bahía Taberna

En resumen, Bahía Taberna presenta una exquisita selección de pintxos y raciones con una cuidada carta de vinos en el barrio de Barajas. El servicio es simpático, trabaja de manera coordinada y aconseja de manera acertada. El inconveniente radica en el tamaño de algunos platos, ya que para los más comilones como es nuestro caso, puede provocar que la cuenta se dispare fácilmente por encima de los 35€/persona (teóricamente es su ticket medio para comer a la carta). Este hecho nos hace recomendaros el lugar para una ocasión especial y apostar por su menú degustación que se compone de las sugerencias del día y algunos de sus pintxos clásicos como la pizza de chipirón. El precio del menú corto es de 39€ (2 aperitivos, 4 platos y 2 postres degustación) y el largo de 48€ (2 aperitivos, 5 platos y 2 postres degustación).


DETALLE DE LA CUENTA:

Ceviche de zamburiñas: 8€

Pulpo con ali oli de ajo negro, katsubushi, ajetes y brócoli: 10€

Pizza de chipirón: 6€

Atún a la cubana: 14€

Raviolis de rabo de toro: 10€

Brownie: 6€

Tarta de queso: 6€

Croqueta de gorgonzola: 2€

Bebidas (x4): 13.3€

Pan: 1.50€

Total de la cuenta: 76.80€ ( 2 comensales)


DATOS DE INTERÉS:

Bahía Taberna

Ubicación: Calle Bahía de Palma , 9, 28042, Madrid

Teléfono de contacto: 91 747 69 44



Realizado por Alba y Óscar.